viernes, mayo 13, 2022
More

    Red Bull revela que Pérez estuvo a punto de retirarse del GP de Miami

    Compartir noticia

    Pérez había rodado muy cerca de Carlos Sainz, de Ferrari, en los primeros compases de la carrera, y parecía estar a punto de lanzarse a por el que habría sido el tercer puesto cuando su motor perdió potencia.

    El problema se debió a un fallo en un sensor que provocó el apagado automático de algunos sistemas, y los ingenieros del equipo tuvieron que reprogramar las cosas para mantenerlo en marcha.

    A pesar de la continua pérdida de potencia, Pérez se las arregló para seguir a Sainz y terminar en cuarto lugar, después de haber intentado una carga tardía con neumáticos medios.

    Pero después de la carrera, el jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, confesó que el problema de los sensores era tal que era cuestionable si el mexicano iba a llegar o no a la bandera a cuadros.

    «Estuvo muy cerca», dijo Horner sobre los riesgos de un DNF. «Tuvimos que mover los sensores para solucionar el problema. Así que es algo en lo que trabajaremos estrechamente con HRC [la división de motores de Honda] para tratar de entender y, obviamente, asegurarnos de que no ocurra en el futuro.»

    Horner explicó que el problema con el sensor estaba en el motor de combustión interna, y le estaba costando a Pérez una buena cantidad de tiempo por vuelta.

    Sergio Pérez, Red Bull Racing, Christian Horner, director del equipo Red Bull Racing

    Sergio Pérez, Red Bull Racing, Christian Horner, director del equipo Red Bull Racing

    Foto por: Red Bull Content Pool

    Pero esto afectó especialmente a su velocidad punta, lo que significó que no pudo conseguir la ventaja de final de recta que necesitaba sobre Sainz para lanzar un desafío adecuado en las últimas etapas.

    «Tuvo un problema con un sensor en uno de los cilindros», añadió Horner. «Los chicos se las arreglaron para mover los sensores, pero como resultado perdió probablemente 20 kilovatios de potencia.

    «Incluso con la ventaja del neumático nuevo que tenía, estaba probablemente a medio segundo de lo que el coche era capaz de hacer en línea recta. Y creo que sin eso probablemente habría sido incluso P2».

    Aunque el problema del sensor de Pérez es el último de una serie de problemas de fiabilidad que han afectado a Red Bull este año, Horner no cree que el equipo tenga que preocuparse demasiado en ese frente.

    «No creo que el coche sea especialmente frágil», dijo. «Creo que sólo ha habido problemas que normalmente se habrían visto en las pruebas de pretemporada, pero que sólo han aparecido cuando hemos entrado en la temporada», dijo.

    «Eso ha sido frustrante. Pero estamos trabajando estrechamente con HRC y nos están dando un gran apoyo. Así que creo que lo solucionaremos».

    Noticias Relacionadas

    Vettel: La crisis climática me hace cuestionar las carreras en la F1

    El cuatro veces campeón del mundo de F1, Vettel,...

    Freitas debutará como director de carrera en la F1 en España

    Niels Wittich, que ha hecho el trabajo durante las...

    Lo que realmente sucedió con la superficie de la pista de F1 de Miami

    La singular superficie no convenció a muchos aficionados entre...

    CEO de Alpine: La sanción de Alonso en la F1 de Miami es «difícil de aceptar»

    Alonso terminó octavo en pista en el Gran Premio...